Saltar al contenido
COMPRESORES DE AIRE

Compresor de Aire Neumático

Si estás en la búsqueda de compresores de aire, son muchos los aspectos que tienes que evaluar, para realizar una correcta adquisición. No se trata de volverse loco y adquirir cualquier compresor solo “porque echa aire”, pues existen diversos y muy variados tipos de compresores entre estos los neumáticos y además de muchas marcas. Aprende más de los compresores de aire neumático en el artículo a continuación.

Tipos de compresores de aire neumáticos

Los compresores en general están agrupados bajo dos principios de funcionamiento, existen los alternativos y los rotativos.

compresor de aire domestico que mas te convenga

Compresores de aires alternativos

Trabajan la compresión en un recinto hermético y reduce su volumen hasta que se alcanza la presión deseada. A su vez, este tiene diversos tipos: de émbolo y membrana.

Compresores de Émbolo

Suelen ser los más baratos que hay en el mercado, además es uno de los más pesados. Para su funcionamiento necesita lubricación y el aire que produce es un tanto caliente. Gracias a sus características, puede ser usado en equipos estacionarios como móviles. La presión que puede llegar a alcanzar está sobre los 6/7 bares.

El principio de funcionamiento no es nada complejo, el eje desplaza al émbolo con movimientos alternativos, cuando está en la fase de aspiración y el aire llena la cavidad del pistón. Cuando está en la fase de compresión, como el émbolo se desplaza hacia la parte superior, se reduce el volumen de gas y este a su vez es impulsado a la línea de distribución.

Si se requiere que se alcance una mayor presión y un mejor rendimiento, existen algunos de este tipo que tienen pistones extras que están dispuestos en series. Con estos, se pueden alcanzar presiones cercanas a los 200 bares.

Compresores de membrana

Trabaja de manera bastante similar al de émbolo, la diferencia radica en que una membrana está interpuesta entre el aire y el pistón, así se incrementa la parte útil de la superficie y también evita que el aceite de lubricación se una al aire limpio que proporcionan estos compresores. Su uso está recomendado para las industrias químicas o alimentarias, de igual forma en actividades que no necesiten presiones superiores a los 7 bares.

Compresores rotativos

Estos funcionan bajo los principios de las leyes dinámicas de fluidos. Estos transforman la energía cinética de un fluido en energía de presión. Entre los tipos de estos compresores están: de paletas, lóbulos, tornillos y radiales.

De paletas

Este tipo de compresores tienen como característica principal un rotor excéntrico que a su vez gira dentro de un cárter de forma cilíndrica. El rotor se adapta a las paredes del cárter, así se comprime al máximo el aire que entra a la celda.

El uso de este tipo de compresores de aire. Este tipo de compresores necesitan que sus piezas móviles sean lubricadas, para reducir el rozamiento de las paletas y así poder mejorar la estanqueidad.

Normalmente se utilizan en campos o instalaciones que no necesiten caudales superiores a los 150m3/h o presiones de más de 7 bares.

De lóbulos

No transforman el aire que ingresa a ellos. La compresión, en este caso, se realiza gracias a que ingresa mayor volumen de aire del que puede expulsar. Para su uso, no se pueden demandar más de 2 bares.

De tornillo

Es de los más usados en la industria, además de los compresores de émbolo. Su funcionamiento se basa en dos rotores helicoidales que funcionan de manera paralela y continua. El rotor macho está conectado al motor, a su vez arrastra al motor hembra gracias al contacto de sus superficies. El volumen que queda libre entre ambos, comprime el aire. Pueden dar caudales elevados y presiones cercanas a los 10 bares.